Como elegir las estanterías para una cámara frigorífica

Quía para elegir la estantería de refrigeración correcta

La elección del tipo de estanterías a utilizar en una cámara frigorífica es un apartado fundamental para el buen funcionamiento de cualquier negocio, en el que la refrigeración sea un puntal importante de su actividad.

Desde un restaurante a un supermercado, una frutería, un hotel, hospitales, clínicas y en general para todo el sector de la alimentación.

El contar con un lugar de almacenamiento en frío que minimice mermas y cumpla con todos los estándares de seguridad alimentaria es fundamental

Es por eso que hemos decidido desarrollar esta guía que seguro va a facilitar el proceso de revisión, para dotar a tu negocio del método más adecuado para el almacenaje, en frío, de existencias perecederas.

Las 7 características esenciales que debe tener una estantería frigorífica

No están todas las que son pero si son las esenciales en las que debes fijarte.

Modularidad

La modularidad asegurará la adaptación tanto al espacio actual como al futuro. Mediante enganches, cada componente encaja con las otras piezas para crear un espacio de almacenaje que se adapta a las medidas disponibles. Resulta ser una de las características más importantes y aporta flexibilidad, también en cuanto a la gestión de las existencias, configurándose para cada cámara frigorífica de forma rápida y sencilla.

Certificación NF de Higiene Alimentaria

Este es otro de los aspectos primordiales, en primer lugar para asegurar el correcto mantenimiento de alimentos y evitar riesgos de contaminaciones cruzadas y en segundo lugar  cumplir con las normativas ante cualquier inspección sanitaria del recinto. Por ejemplo nuestras estanterías ofrecen la posibilidad de incluir bancadas de suelo para que así ningún alimento esté en contacto con él, aunque esté empaquetado. Además según el tipo de certificación hasta incluso los estantes pueden estar en contacto con alimentos si envasar, aunque claro está, manteniendo siempre un alto nivel de higiene.

Facilidad de limpieza y mantenimiento

Baldas para cámaras frigoríficasEste suele ser uno de los factores que no se tienen en cuenta generalmente y que es fundamental tener en cuenta a la hora de elegir correctamente los estantes frigoríficos. El diseño debe facilitar la limpieza y por tanto también la higiene, evitando, en la medida de lo posible, ángulos cerrados y recovecos de difícil acceso. La higienización en las estanterías es muy importante.
Este aspecto, que no es secundario, facilita enormemente todas las fases del mantenimiento ordinario (e incluso extraordinario) y facilita mucho la limpieza regular por parte del personal, manteniendo al mismo tiempo una excelente higiene de las superficies de las estanterías que están en contacto con los alimentos.

Envío y montaje

Otro de los grandes olvidados. Las estanterías de Isotermia están equipadas con una junta especial que permite un rápido montaje, eliminando los dobles montantes en caso de conexión directa entre estanterías. Esto hace que la estructura sea única y ahorre espacio y costes. El que el montaje esté al alcance de todos seguro que va a ahorrarte tiempo y dinero. Es tan simple que no se requieren habilidades técnicas especiales.

Accesorios de almacenaje

A este tipo de estructuras se le pueden añadir diversos accesorios que pueden ser instalados, incluyendo: rejillas para la condensación y la humedad así como tapas de cierre de plástico de grado alimenticio, vigas reforzadas para las zonas de esquina, pies de acero, botelleros, etc.

Materiales de fabricación; pilares

Los materiales más comunes para la estructura son el acero inoxidable y el aluminio, en Isotermia hemos optado por el aluminio, dado que ofrece casi la misma resistencia que el acero inoxidable pero con un peso apreciablemente inferior. Eso sí, el metal debe de ser de calidad. En nuestro caso utilizamos aluminio anodizado de 15 micras que ofrece la resistencia deseada con una porosidad prácticamente nula.

Material de fabricación; las baldas

En este apartado hay que fijarse en tres aspectos clave, cuanto peso van a poder soportar, que cumplan con las normativas de higiene y que el material empleado sea adecuado para soportar las temperaturas deseadas (pongámonos en el caso de una cámara de congelación). En nuestro caso hemos optado por el polietileno de alta resistencia, que además de durabilidad es fácil de limpiar (hasta en un lavavajillas) y puede soportar hasta 120 kg por mt.

Consejo extra

No te olvides de medir bien tu espacio de refrigeración, pero también los elementos que vas a almacenar. No es lo mismo un estante con 4 escalerillas que con dos, mide bien los ángulos para montar barras, bigas y largueros adecuadamente y así aprovechar al máximo el espacio disponible. Todo esto te ayudará a mejorar la capacidad de almacenamiento y el espacio para tránsito de personas, maquinaria y mercadería.

 

Diseño del espacio de almacenaje en espacios refrigerados

A la hora elegir el diseño de almacenaje debes de tener en cuenta el acceso para que el diseño sea racional y eficiente. Un paso ágil y un almacenamiento ordenado reducirá los tiempos de manipulación y también disminuirá los consumos energéticos, y por ende, la huella de carbono.

También es importante la proximidad de la cámara frigorífica a los accesos de descarga de mercancía y a los posibles centros de preparación o cuartos fríos. Las estanterías te servirán para almacenar pero van a formar parte indispensable de tu propia cadena logística.

Las partes de una estantería frigorífica

como montar una estantería frigorífica

Las estanterías modulares usadas en refrigeración deben de estar concebidas de manera que tras el montaje, humedad y posible suciedad, no se acumulen en huecos y esquinas. Es por ello que a la hora de su diseño y también de su elección se debe de tener en cuenta este factor. Te los describimos brevemente:

  • Pie y tope: fabricados en material antideslizante y que encajan perfectamente con las vigas.
  • Largueros: Parte transversal que soportará las parrillas.
  • Soporte de larguero, diseñado para un fácil montaje y sin recovecos donde se acumule la suciedad y humedad.
  • Parrilla de polietileno: fácilmente lavables y con gran resistencia.
  • Vigas de escalerilla: que dan resistencia estructural al conjunto.
  • Barras de escalerilla: imprescindibles en un sistema modular.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies